Jalándole la cola al León

Estuve pensando como empezar a desmenuzar al próximo rival de Alianza, todo proceso empieza por la cabeza y en este caso es un conocido nuestro el que esta al frente del elenco huanuqueño. ‘Pepe’ Soto luego de una salida traumática de Alianza, llego a Huanuco tratando de hacer una campaña muy buena incluyendo la posibilidad de pelear un cupo a Copa Sudamericana.
En el arco tiene mucha solvencia en Jorge Rivera, aunque su defensa no le ayuda bien en ese aspecto es muy bueno en el mano a mano.
Sus laterales Molina y Camara tienen mucha salida, sobretodo jugando de local pero de visita son vulnerables en la contra; su defensas centrales Solis y Rivas son muy lentos en los cierres y tienen problemas en la el juego aéreo defensivo.
En el medio juega generalmente con un volante ancla que es Riquelme y un mixto que es el argentino Manicero con buena técnica en la entrega y para la elaboración de juego tiene a Hidalgo y a Peña, un 10 clásico pero veloz, de gambeta corta y muy técnico, es fácil jugar con un jugador así. Adelante el referente no es otro más que Johan Fano, un 9 goleador que vino a quemar sus últimos cartuchos en el equipo de sus amores pero que últimamente anda en racha negativa (tiene menos goles que Ascoy) y se la pasa más peleando con los rivales que anotando, acompañado de Ascoy que siempre destaca jugando más por fuera y a pesar de eso es el goleador del equipo con 7 goles; además que juega con mucho encono contra Alianza y siempre sale motivado en Matute.
Si Alianza quiere hacer daño no sólo debe apelar al buen juego futbolístico sino también sicológico, por ejemplo a Fano es fácil sacarlo del partido y muchas veces genera que lo expulsen por su vehemencia que es algo que contrasta con su capacidad futbolística, en el aspecto táctico Alianza ha mejorado con los refuerzos, sobretodo el paraguayo Andersen y el uruguayo Guevgeozian; el primero le ha dado fútbol, inventiva y aclara el juego con velocidad mental generando peligro en campo rival mientras que el segundo le ha generado espacio a Aguirre, ya que al ubicarse entre los dos defensas centrales rivales hace que el ‘Zorrito’ entre por los lados libre (los últimos 3 goles de Aguirre en 2 partidos hablan por sí solos).
Pero si hay algo que se debe mejorar es en defensa, Aparicio e Ibáñez están muy solventes atrás caso contrario de los laterales: Cartagena no llega a cuajar en el puesto, no se atreve a ganar la raya de fondo y cuando lo hace sus centros son displicentes; Trujillo regresa al once titular pero tiene el mismo problema con lo centros.
En el medio veremos quien hace pareja de contención con Quinteros (hay 3 bajas: Beltrán por expulsión, Uribe y Albarracin por lesión) mientras Vidales debería juntarse más con Andersen para entrar por el medio, ya que nominalmente su posición es de un volante lateral a pesar de ser delantero.
Párrafo aparte para Soto, particularmente creo que es un buen técnico, identificado con el club, campeón varias veces hasta su retiro en 2006 y técnico del primer equipo en situaciones complicadas para Alianza (2008 peleando el descenso y 2012 jugando con un plantel diesmado Libertadores y Torneo local) salió de la institución de una forma no acorde y mal manejada por la Administacion actual pero ahora estará de visita en Matute y se que será bien recibido por la tribuna.
León es peligroso gracias a Soto y a los cambios aplicados desde su llegada, llega a Matute empatado en el 6to lugar con Alianza con 42 puntos y tiene 7 partidos consecutivos son perder. Es vulnerable también por todo lo explicado líneas arriba pero no deja de ser peligroso, aunque se le puede ‘jalar’ la cola a este León.

El Indultado

Estuve pensando después de un triunfo como el del viernes ante Ecuador, que escribir: tal vez sobre el análisis táctico, el golazo de Pizarro o sobre cómo nos aferramos a la calculadora para aspirar y soñar todavía con Brasil. Pero me di cuenta que el tema pasa por una cuestión muy nuestra, muy peruana: la poca memoria.

Antes del partido Pizarro era una especie de ‘pituco’ pelotero que le importaba un ‘sorete’ la Selección y que sólo venía a vacacionar después de ganar la Champions sentado en la banca y que no hace los goles que hace en Alemania.

En el pasado quedaron los caballos, las ‘trenzitas’, el Hipódromo, el penal ante Argentina, la gente siempre se deja llevar por lo que la prensa quiere que piensen, o peor aún la prensa en la mayoría de las veces dice lo que la gente quiere escuchar o leer.

Desde el año 2004 la prensa ha pesado en la animadversión de la gente contra el delantero más exitoso de la historia del fútbol peruano, si bien es cierto la deuda en goles con la Selección es grande en 14 años vistiendo la Blanquirroja la explicación es mucho más amplia que un simple ‘es malo porque no hace goles’. Un dicho más del ciudadano de ‘a pie’.

Llega el minuto 12 del partido ante Ecuador, y Claudio se transforma en el de Alemania, con esos goles que hace de manera insólita, con técnica depurada le da una ‘bolea’ que se mete al arco norteño, y la historia cambia: el estadio se cae de la emoción, se acabó la bronca, el odio, se olvidó por completo el penal ante Argentina, los caballos y ahora es el ‘niño mimado’ de la afición.

La gente no puede manejarse de esa forma, es muy fácil: si lo haces bien eres un héroe, eres el man, eres un ‘capo’ pero si lo haces mal: eres una mierda, una basura, un ‘pituco’ que no se rompe por la camiseta. Esa ambivalencia es la del comodín, la del dos caras, la del ‘turista’ que no sabe nada de esto pero que siente que tiene el poder de destruir con su opinión haciendo un ‘bullyng’ sin sentido.

Esta misma gente es la que a indultado a Pizarro, la que lo ha metido en su ‘bobo’ otra vez, la que lo ha perdonado por su ‘sequía’ con la Selección que con ese gol acabo con una racha negativa de 36 años sin ganarle por Eliminatorias a Ecuador, y de ‘pasadita’ término con su sequía personal de 19 meses sin anotar en este mismo proceso.

Ojalá la gente entienda un poco más de esto y sobretodo sepa que a los Indultados no se les vuelve a condenar.

20130609-215820.jpg

Que Bávaros

Muy pocas veces se discute un título o se pone en duda a un campeón. El año pasado me di el lujo de cuestionar al Chelsea por la forma muy mezquina de afrontar una final de Champions ante Bayern Múnich, con un planteamiento no acorde con la calidad de jugadores que tenía en ese momento.

Pero es distinto ahora, la final de hoy fue una demostración que el fútbol alemán esta en un nivel que ya esta a la altura de las grandes ligas, que es lo que le ha permitido colocar dos equipos en la final de Champions y además lo pone como candidato al Mundial de Brasil el próximo año.

Bayern fue sorprendido por un Borussia que le ‘prepoteo’ el partido en los primeros 30 minutos, con ‘pressing’ en salida de los bávaros y ataques por los lados que terminaban en un intento por encontrar a Lewandowski a tiro de gol, pero Bayern ‘capeo’ ese temporal amarillo y tuvo 3 ocasiones de gol en los pies de Robben que acabaron en la humanidad de Wiederfeller.

Pero el mejor del primer tiempo fue el también arquero de Bayern, Neuer que ahogó 5 disparos de gol de Borussia. Partido de ida y vuelta, intenso, con ritmo, con futbol y con un Borussia que le quitó el protagonismo al favorito de la tarde.

Empezando el segundo tiempo, Bayern se dio cuenta que tenía que sacar la credenciales de candidato, que dejo en el camarín durante el primer tiempo y tomo la rienda del encuentro. Muller seguía tapado por la defensa amarilla, pero Ribery y Robben empezaron a cambiar de perfil y terminaban juntándose para hilvanar juego al medio del campo rival.

Y así llega el gol de Bayern a los 59 minutos, desborde de Robben ante pase de Ribery, centro al medio ante la salida de Wiederfeller y Mandzukic anota. Borussia se fue con todo y logra un penal a favor gracias a una brutalidad de Dante, que quiso sacarle el hígado en el área a Reuss. Cobra Gundogan y el empate llega a los 66 y todo empezaba de nuevo.

Pero el fútbol da revanchas, y así lo entendió Robben, que sabiendo que no estaba en los planes de Guardiola y que esta es su tercera final consecutiva, tenía que ‘sacarse el clavo’. Y así lo hizo, saque de Neuer, recepción y ‘taco’ de Ribery y aparece Robben entrando al área y definiendo con riqueza técnica y sobretodo con tranquilidad, esa que no lo acompaño en las anteriores ocasiones que tuvo.

Termina el partido y se acaba una época para Bayern Múnich, campeón de un torneo que demoro 3 años en reconocerlo. Que a partir de Junio entrara a otra etapa futbolística, con la mitad de esta plantilla fuera y con una mística que lo convertirá en el más fuerte rival del Barcelona en Europa.

Quiero hacer un acápite aparte para Claudio Pizarro, de lejos el jugador más ganador de la historia del fútbol peruano. No reconocer sus logros o minimizar su carrera en medición totalmente contrapuesta a su rendimiento en la Selección Nacional, denota una animadversión patológica, una mezquindad lindante con la estupidez y un encono que escapa a cualquier análisis futbolístico o sicológico.

Basta de hacerle ‘bullyng’ al jugador más emblemático que tenemos y que es más querido afuera que en su propio país. Ya dejémonos de estupideces, la libertad de muchos a opinar se ha convertido en el Libertinaje de decir cualquier cosa.

20130526-002649.jpg

>El Boca de todos

>
En 1988 pasaban en diferido Futbol de Primera en el canal 7, los domingos a las 9 de la noche; el resumen del partido principal de la fecha del futbol argentino traía al inacabable Enrique Macaya Márquez en los comentarios y a Mauro Viale en los relatos. Me atraía en ese entonces ya que Franco Navarro (delantero de la Selección Peruana) jugaba en Independiente de Avellaneda; un equipazo con Bochini a la cabeza, secundado con Claussen, Brown, Marangoni, Islas, Navarro, etc. Independiente campeono en ese torneo y dejo grata impresión futbolística. En esa liguilla jugaba también Boca Juniors, un grande que estaba en una época gris (ese año Boca vino a jugar la Copa Libertadores con la “U” y S. Cristal) y que de reojo avizoraba lo que llegaría mas adelante; tuvo que esperar hasta el año ’92 para volver a ser campeón, (la ultima vez lo fue en el ’81 de la mano de Maradona, Gatti, Brindisi, etc.).

Con el maestro Tabarez campeono con un equipo muy bien distribuido y ordenado (Batistuta, Martínez, La Torre, Navarro Montoya, McAllister etc.), de ahí llego en medio de una crisis institucional Mauricio Macri (empresario automotriz y uno de los hombres mas poderosos de la Argentina) dispuesto a iniciar un recambio tanto en la gestión como en lo futbolístico; en 1995 se inicio la parte mas importante de la gestión: repotenciar las inferiores, se remodelo la Bombonera, se contrato a Bilardo y a Veira como técnicos y se invirtió fuerte en el plantel profesional de jugadores (Maradona, Caniggia, Tchami, “Kili” Gonzáles, Veron, Palermo, los mellizos Barros Schelotto, los colombianos Bermúdez, Cerna y Córdoba, el peruano Solano).

Pero los resultados no alcanzaron el objetivo: el Vélez de Bielsa y el tri campeonato de River con el pelado Díaz hicieron replantear todo, de la ultima campaña del “Bambino” Veira solo quedaron Córdova, Cerna, Bermúdez, Palermo, los mellizos Barros Schelotto y se contrato a Cagna y Basualdo; el técnico seria Carlos Bianchi (tri campeón con Vélez y campeón de la Libertadores y la Intercontinental 1993) y de ahí empezaría la década mas gloriosa del club y el particular idilio que siento por esta camiseta: campeón Apertura 98 y Clausura 99, Libertadores 2000 y 2001, Intercontinental 2000 serian suficientes para ganar un corazón ávido de triunfos (perdón Alianza de mi vida, todavía estas en mi corazón, pero Boca me ha dado mas alegrías); de ahí Bianchi se fue pero cuando regreso siguieron llegando los títulos: Clausura 2003, Libertadores 2003 e intercontinental 2003 también con Bianchi en su segunda etapa en el club, hicieron de Boca lo que es, una pasión, un amor indescriptible, el recambio generacional se hizo a medias.

Todavía hay históricos en el plantel, Riquelme, Palermo, Abondanzieri son muestra clara de su vigencia, pero la ultima campaña, con eliminación en octavos de la Copa a manos de Defensor Sporting y las ultimas 3 derrotas en el Clausura 2009, nos dejan con un sabor a fracaso y en los últimos lugares; situación que los dirigentes tienen que saber capear y remontar, Ischia ya se va a finales del torneo y Bianchi ahora es Manager Deportivo, se habla de Cagna para ser el nuevo técnico; pero antes de eso hay que saber replantear la situación del plantel, hay mucho recelo y hay históricos que han pasado a ser disociadores, pero hablaremos de eso mas adelante, porque los responsables tienen nombre propio. Nunca podré explicar como siendo peruano puedo querer tanto a Boca como si fuera mi Alianza querido, no lo se, solo se que soy feliz disfrutando los títulos y reputeo cuando pierdo un clásico o cuando se da una situación como la actual. Solo se que Boca es de todos y todos merecemos que Boca este mejor.