Jalándole la cola al León

Estuve pensando como empezar a desmenuzar al próximo rival de Alianza, todo proceso empieza por la cabeza y en este caso es un conocido nuestro el que esta al frente del elenco huanuqueño. ‘Pepe’ Soto luego de una salida traumática de Alianza, llego a Huanuco tratando de hacer una campaña muy buena incluyendo la posibilidad de pelear un cupo a Copa Sudamericana.
En el arco tiene mucha solvencia en Jorge Rivera, aunque su defensa no le ayuda bien en ese aspecto es muy bueno en el mano a mano.
Sus laterales Molina y Camara tienen mucha salida, sobretodo jugando de local pero de visita son vulnerables en la contra; su defensas centrales Solis y Rivas son muy lentos en los cierres y tienen problemas en la el juego aéreo defensivo.
En el medio juega generalmente con un volante ancla que es Riquelme y un mixto que es el argentino Manicero con buena técnica en la entrega y para la elaboración de juego tiene a Hidalgo y a Peña, un 10 clásico pero veloz, de gambeta corta y muy técnico, es fácil jugar con un jugador así. Adelante el referente no es otro más que Johan Fano, un 9 goleador que vino a quemar sus últimos cartuchos en el equipo de sus amores pero que últimamente anda en racha negativa (tiene menos goles que Ascoy) y se la pasa más peleando con los rivales que anotando, acompañado de Ascoy que siempre destaca jugando más por fuera y a pesar de eso es el goleador del equipo con 7 goles; además que juega con mucho encono contra Alianza y siempre sale motivado en Matute.
Si Alianza quiere hacer daño no sólo debe apelar al buen juego futbolístico sino también sicológico, por ejemplo a Fano es fácil sacarlo del partido y muchas veces genera que lo expulsen por su vehemencia que es algo que contrasta con su capacidad futbolística, en el aspecto táctico Alianza ha mejorado con los refuerzos, sobretodo el paraguayo Andersen y el uruguayo Guevgeozian; el primero le ha dado fútbol, inventiva y aclara el juego con velocidad mental generando peligro en campo rival mientras que el segundo le ha generado espacio a Aguirre, ya que al ubicarse entre los dos defensas centrales rivales hace que el ‘Zorrito’ entre por los lados libre (los últimos 3 goles de Aguirre en 2 partidos hablan por sí solos).
Pero si hay algo que se debe mejorar es en defensa, Aparicio e Ibáñez están muy solventes atrás caso contrario de los laterales: Cartagena no llega a cuajar en el puesto, no se atreve a ganar la raya de fondo y cuando lo hace sus centros son displicentes; Trujillo regresa al once titular pero tiene el mismo problema con lo centros.
En el medio veremos quien hace pareja de contención con Quinteros (hay 3 bajas: Beltrán por expulsión, Uribe y Albarracin por lesión) mientras Vidales debería juntarse más con Andersen para entrar por el medio, ya que nominalmente su posición es de un volante lateral a pesar de ser delantero.
Párrafo aparte para Soto, particularmente creo que es un buen técnico, identificado con el club, campeón varias veces hasta su retiro en 2006 y técnico del primer equipo en situaciones complicadas para Alianza (2008 peleando el descenso y 2012 jugando con un plantel diesmado Libertadores y Torneo local) salió de la institución de una forma no acorde y mal manejada por la Administacion actual pero ahora estará de visita en Matute y se que será bien recibido por la tribuna.
León es peligroso gracias a Soto y a los cambios aplicados desde su llegada, llega a Matute empatado en el 6to lugar con Alianza con 42 puntos y tiene 7 partidos consecutivos son perder. Es vulnerable también por todo lo explicado líneas arriba pero no deja de ser peligroso, aunque se le puede ‘jalar’ la cola a este León.

El Indultado

Estuve pensando después de un triunfo como el del viernes ante Ecuador, que escribir: tal vez sobre el análisis táctico, el golazo de Pizarro o sobre cómo nos aferramos a la calculadora para aspirar y soñar todavía con Brasil. Pero me di cuenta que el tema pasa por una cuestión muy nuestra, muy peruana: la poca memoria.

Antes del partido Pizarro era una especie de ‘pituco’ pelotero que le importaba un ‘sorete’ la Selección y que sólo venía a vacacionar después de ganar la Champions sentado en la banca y que no hace los goles que hace en Alemania.

En el pasado quedaron los caballos, las ‘trenzitas’, el Hipódromo, el penal ante Argentina, la gente siempre se deja llevar por lo que la prensa quiere que piensen, o peor aún la prensa en la mayoría de las veces dice lo que la gente quiere escuchar o leer.

Desde el año 2004 la prensa ha pesado en la animadversión de la gente contra el delantero más exitoso de la historia del fútbol peruano, si bien es cierto la deuda en goles con la Selección es grande en 14 años vistiendo la Blanquirroja la explicación es mucho más amplia que un simple ‘es malo porque no hace goles’. Un dicho más del ciudadano de ‘a pie’.

Llega el minuto 12 del partido ante Ecuador, y Claudio se transforma en el de Alemania, con esos goles que hace de manera insólita, con técnica depurada le da una ‘bolea’ que se mete al arco norteño, y la historia cambia: el estadio se cae de la emoción, se acabó la bronca, el odio, se olvidó por completo el penal ante Argentina, los caballos y ahora es el ‘niño mimado’ de la afición.

La gente no puede manejarse de esa forma, es muy fácil: si lo haces bien eres un héroe, eres el man, eres un ‘capo’ pero si lo haces mal: eres una mierda, una basura, un ‘pituco’ que no se rompe por la camiseta. Esa ambivalencia es la del comodín, la del dos caras, la del ‘turista’ que no sabe nada de esto pero que siente que tiene el poder de destruir con su opinión haciendo un ‘bullyng’ sin sentido.

Esta misma gente es la que a indultado a Pizarro, la que lo ha metido en su ‘bobo’ otra vez, la que lo ha perdonado por su ‘sequía’ con la Selección que con ese gol acabo con una racha negativa de 36 años sin ganarle por Eliminatorias a Ecuador, y de ‘pasadita’ término con su sequía personal de 19 meses sin anotar en este mismo proceso.

Ojalá la gente entienda un poco más de esto y sobretodo sepa que a los Indultados no se les vuelve a condenar.

20130609-215820.jpg

Animalada Monumental

 63651620110925091308La honestidad me obliga a decir que no vi. el ultimo clásico y por lo poco que escuche, menos mal que fue así; por el resultado claro esta , pero todo esto queda de lado obviamente cuando la violencia aparece y enluta este tipo de eventos. Veo la portada del diario Depor y era el mas sobrio y a la vez desolador, ahí me entero de lo sucedido. Otra vez ‘barristas’ de Universitario en el ojo de la tormenta. Hace 2 años un barrista de dicho club, asesino a una estudiante universitaria al arrojarla por la puerta de una Combi en movimiento; esta vez ocurrió dentro del estadio Monumental, en una zona exclusiva del recinto. Después del segundo gol de la U al final del partido, un grupo de ‘hinchas’ cremas ingresan al palco 128 de hinchas de Alianza Lima y dentro de la ‘trifulca’ generada Walter Oyarce, estudiante universitario de 23 años y socio del club blanquiazul es arrojado de una altura de 20 metros y muere camino al hospital.

La atención de la prensa desde ahora esta centrada por la violencia generada dentro del recinto (cosa que no es la primera vez que pasa) y en una zona restringida como son los palcos suite, recordemos que en el clásico del año pasado en el mismo estadio se produjo una descomunal bronca entre hinchas de ambos equipos en la zona de cafetería de la tribuna Sur. Como experiencia personal en el clásico que se jugo en el Monumental en julio del año 2009, donde asistí a Occidente con mi hermano y un amigo. Después del segundo gol de la U, desde los palcos empezaron a arrojar objetos contundentes, uno de ellos (un vaso de vidrio con agua) impacto en la cabeza de una chica que se encontraba sentada dos filas abajo mío con su enamorado, rompiéndole la cabeza y generando la reacción de un grupo de hinchas de Alianza que subió en busca de los agresores. Obviamente al ser un hecho menor no tuvo trascendencia, recuerdo decir a Roberto Zegarra, periodista de RPP (y reconocido hincha de la U) que no hubo ningún hecho de violencia y que todo fue una ‘fiesta’.

Aquí la mayor sorpresa por lo menos para mi es que los culpables de este crimen, no son hinchas de la Trinchera Norte (barra oficial del club merengue) sino hinchas que se encuentran dentro de los palcos, gente que aparentemente es de condición acomodada, que tienen todas las comodidades para asistir a este tipo de eventos y a la vez que tienen todas las licencias dentro de esta ‘zona liberada’, con licencia para beber alcohol durante el partido y de repente de consumir otro tipo de sustancias que incitan a cometer este tipo de delitos. El ‘Gran Bonetón’ recién empieza, ahora la pelota se la pasaran entre dirigentes, dueños de palcos, INDECI y autoridades ‘competentes’; dirán que es propiedad privada, que no tienen responsabilidad, que no es su trabajo hacer tal o cual cosa, que se debe ir Pacheco (Presidente de la U), etc. Pero Walter Oyarce ya esta muerto, solo por ser hincha de Alianza y haber tenido la osadía de alquilar un palco con otros amigos para disfrutar del clásico.

Creo que el Monumental es el mejor estadio de Sudamérica, por infraestructura y aforo; pero ya es hora de tomar medidas que obliguen a los dirigentes a ser mas precavidos en los sistemas de Seguridad y en los Operativos. En los partidos de las Eliminatorias que se jugaron en dicho estadio, el operativo empieza desde tres días antes y se prohíbe el ingreso de licor, supervisado por la Policía. Porque aquí no se hace lo mismo? En dichos partidos los palcos también son Propiedad Privada, hasta donde yo se, a menos que dicho Status varíe según el tipo de partido a jugarse. Estamos hartos de la violencia, el ultimo sábado mi hermano también fue al estadio y gracias a Dios, pudo regresar sano y salvo a la casa de mi ‘vieja’. Walter Oyarce no pudo hacer lo mismo gracias a estos ‘animales’ que se dicen hinchas y después de noventa minutos de juego se convirtieron en criminales.

También es cierto que cuando se matan en los conos los ‘barras bravas’ no hay tanta atención mediática, aquí (al igual que en el 2009) por ser un estudiante universitario de clase media alta, tiene la cobertura periodística al ser un hecho policial, pero no se sabe si seria igual si hubieran matado a un miembro del Comando Sur (barra oficial del club blanquiazul). La vida humana no tiene precio y es igual de valiosa sin importar de que condición sea. Siempre tomo como ejemplo lo ocurrido en Argentina, donde la violencia en los estadios en los noventa fue moneda corriente, y han sabido con regular éxito aplacar y reducir los niveles de violencia en los estadios. Aquí las leyes son letra muerta: empadronar a los hinchas, prohibir el ingreso de la hinchada local si no esta empadronada, prohibir el expendio de bebidas alcohólicas en los estadios. Todas estas medidas están plasmadas en tinta y papel, pero no se cumplen.

Entonces hay que empezar a hacer lo mismo que hacen en otros países como Argentina o Inglaterra, empezar a quitar puntos a los equipos locales por este tipo de hechos, que la responsabilidad sea al 100 % y no compartida, que se juegue con estadios sin publico, que los operativos sean con medios mas disuasivos o que se contrate empresas de seguridad especializada y el que no este en condiciones de hacerlo que no juegue el campeonato y como ultimo que se suspenda el campeonato. Así de simple. Mi hija me pide que la lleve al estadio a ver a Alianza, yo le digo que todavía esta muy ‘chiquita’ (tiene solo 7 años de edad) pero como explicarle que un juego que ella lo entiende así, se esta convirtiendo en una jungla donde ‘el mas fuerte sobrevive’. Espero que todo esto cambie, me encantaría ir al estadio con Claudita para que vea a su Alianza al igual que yo. Una vez mas el futbol perdió el ultimo fin de semana.

>Sin Bandera

>
El último domingo se vieron unas imágenes que esperamos no se vuelvan a repetir, la Trinchera Norte (barra de Universitario de Deportes) se enfrento a la policía en la tribuna norte del Monumental; saldo del enfrentamiento: 13 barristas detenidos, 8 policías heridos y destrozos en autos y casas adyacentes. La violencia de las barras no es algo nuevo pero el detonante de todo esto es una cosa tan simple y tan banal: banderas. Dentro de nuestro raciocinio o el de cualquier policía o ciudadano promedio nadie entendería porque tanta alharaca por unos “trapos”, obviamente no conocemos el lenguaje marginal de las barras y sin ánimos de ofender, pero para un barrista una bandera tiene casi el mismo valor que un ser querido o una madre.

Hace casi un mes, en un operativo policial en el Rímac; se intervino la casa del Gordo “Boo” jefe actual de la Trinchera y conocido micro comercializador de droga en ese distrito, dentro de lo incautado las banderas históricas de la barra; lo cual no pasaría de ser una anécdota si horas después dichos “trapos” no aparecen en la pagina Web del Comando Sur (barra de Alianza Lima) fotografiadas en el frontis y en la tribuna del estadio de Matute. Se hablo de policías hinchas de Alianza, de pagos de 9000.00 soles por las banderas, de venganza por el robo de la histórica bandera “Alianza Corazón” ahora en poder de la Trinchera, de venganza por la muerte de 2 hinchas el año pasado, etc.

La reacción no se hizo esperar y se avizoraba una guerra entre los 2 temibles bandos, ahora la Trinchera se ha ensañado con la policía y por eso se dio el enfrentamiento el ultimo domingo y entonces, como era de esperarse, la dirigencia crema esta mas preocupada por el posible veto del Ministerio del Interior al estadio Monumental (se acerca el clásico) que por tratar de calmar la situacion con su propia barra; ya que esta se ha dividido entre los actuales cabecillas y los fundadores de la Trinchera (por eso estos últimos se juntaron en la tribuna sur del Monumental). Y lo más fácil para ellos es quitarle las entradas de cortesía, muchos dirigentes terminan dándole trabajo a los cabecillas de las barras para asegurarse el “cariño” de la hinchada y no ser “puteados” en situaciones futbolísticas vergonzosas.

Desde hace 12 años hay una ley que sanciona la violencia en los estadios y exige el empadronamiento de las barras organizadas, pero como siempre es letra muerta en un país donde la lealtad de estos personajes se reduce a un plato de frejoles y la impunidad es casi un deporte de elite. El futbol nacional esta como esta porque los dirigentes son los primeros en apañar a estos desadaptados, sin darse cuenta que la ganancia y el negocio esta en la asistencia del hincha a los estadios y no en las “ganancias” de los contratos por los “paquetes” que llevan a sus equipos.

Hay que parar la violencia que ya esta enquistada en los estadios, esto no es solo un asunto de “trapos”; aquí hay mucho más en juego: el bienestar de la gente que solo quiere disfrutar del futbol y que se rehúsa a verlo por TV. Que no impere la anarquía